El pan romano y griego

0
126

La panadería surgió en el Imperio Romano en el año 300 AC, pero hasta el año 168 no se formó el primer Gremio de Panaderos, en pocos años había más de trescientos pasteleros especializados en Roma. Las ruinas de Pompeya y otras ciudades sepultadas han revelado el tipo de panaderías que existían en esos tiempos históricos.

En esta historia del pan, cabe destacar que los romanos realizaron varios tipos de pan, con diferentes nombres. Por ejemplo existía el pan de ostras (para ser comido con ostras), pan de torta, pan de estaño, pan de Parthian y el pan de zapatero de estilo romano.

Los panes se hacían más sabrosos añadiendo leche, huevos y mantequilla, pero sólo se los podían permitiir los ricos y algunos privilegiados. El filósofo egipcio Athenaeus, que vivió en el siglo III, nos ha transmitido un conocimiento considerable sobre el pan en aquellos días.

En la antigua Grecia existía una gran rivalidad entre las ciudades a la hora de producir el mejor pan. Atenas reclamó la corona de laurel, y el nombre de su mayor panadero, Thearion, se ha transmitido a través de los tiempos. Los atenienses hablan mucho de su pan, pero los rodianos ponen fabrican panes de una calidad muy similar.

El llamado “pan de hoguera” está hecho de cosas dulces y es muy suave, confeccionado con una armonía perfecta de todos los ingredientes para conseguir un efecto excelente. La isla de Chipre tenía fama de buen pan, como podía leerse del escritor Eubulus.

Desde de la antigüedad, el pan y los panaderos se han merecido el más alto respeto; Este respeto sigue vivo en nuestros días, existen empresas que se encargan de su elaboración con esmero, como por ejemplo vandemoorteleiberica.es ¿qué haríamos sin nuestros panaderos?

A los griegos y los romanos realmente les gustaba su pan blanco; El color fue una de las principales pruebas de calidad en la época de Plinio (70 dC). Los que piensan que la obsesión por el pan blanco es una tendencia moderna, deberían leer este artículo.

Booking.com