Se alquila Málaga, precio sin competencia.

0
299

Ayer se celebró la cumbre franco española. Básicamente es un evento donde se reúnen las autoridades locales y autonómicas más destacadas, junto con los presidentes de gobierno de Francia y España, con su enorme séquito, para intercambiar opiniones de cuestiones que atañen a ambos países. Al terminar pronuncian su discurso, plagado de buenas intenciones, pero no se llega a ningún acuerdo, ni se firma ningún tratado importante. Se admiten las siempre incómodas preguntas de tres o cuatro periodistas y hasta la próxima cumbre.

Había oído algo en las noticias pero no le presté demasiada atención, hasta que me di de bruces con la realidad, resultaba imposible desplazarse por la ciudad. Cientos de policías habían cortado desde la Alcazaba hasta la Malagueta y desde el Guadalmedina hasta la Fuente de las Tres Gracias. Se había reservado nada menos que unas 60 hectáreas de la ciudad para pasar el día.

Hoy en la prensa del día nos desayunamos leyendo lo bien que se lo han pasado las autoridades, exquisitos menús regados con los mejores caldos, visitas a sitios emblemáticos, museos, excursiones por la Alcazaba, la Malagueta, honores militares con La Legión… No faltó de nada.

Pero los que mandan, desde su burbuja, desconocen que existe un mundo paralelo. Se han encontrado una ciudad vacía, un lunes laborable en hora punta, pero sin malagueños.
Los malagueños estábamos en los alrededores, peleándonos para poder llegar a tiempo al trabajo, al colegio de nuestros hijos. Con el 90% de las líneas de autobuses sin servicio y la imposibilidad de ir en taxi, la mayoría nos aventuramos a ir caminando. No importa si nos dirigimos al Palo o a Teatinos, caminar era la única opción.
Los que se aventuraron a ir en coche sufrieron un atasco de horas en las calles de Málaga y los que decidieron ir por la autovía quedaron atrapados en un colapso de varios kilómetros.

Málaga era una ratonera, donde habían escondido a los malagueños, para que “los que mandan” pudiesen disfrutar de la visita turística a Málaga más cara de la historia, gratis.

Se comenta que la próxima ciudad que se van a alquilar será París, sin parisinos, por supuesto. Desde aquí les recomiendo que tengan una buena dosis de paciencia, eso sólo un día. La jornada siguiente podrán seguir con sus trabajos, para mantener a flote toda esa opulenta burbuja de lujo de “los que mandan”, como estamos haciendo los malagueños.

Booking.com