Tus clientes no olvidarán sus citas

0
123

¿Quieres ofrecerles a tus clientes un regalo publicitario original y muy práctico? Te proponemos las pizarras personalizadas de Seripafer. Estas pizarras se pueden realizar con el texto y dibujo que cada negocio quiera para que sirvan de recordatorio a sus clientes para sus próximas visitas.

Por ejemplo, pueden ser una buena manera de recordar a los clientes de un taller de coches cuándo les toca acudir a cambiar el aceite. La pizarra puede dejar espacios para que el mecánico anote los kilómetros a los que se ha realizado el último cambio.

Si el diseño es suficientemente bonito y atractivo, quizás el cliente pegue esa pizarra en su guantera y de este modo tenga siempre presente la próxima visita. Pero, además, todo aquel que se suba al vehículo verá la original propaganda.

Otra opción es regalar pizarras personalizadas en las que no haya nada escrito en el interior, pero que tengan una bonita forma característica. En algunos casos puede tener la forma del logo del negocio y en otras algo relativo a la actividad que se realiza.

Por ejemplo, se puede regalar a los clientes de una frutería una pizarra en forma de fresa, manzana o cualquier otra fruta de las que habitualmente se venden en el establecimiento. Puede ser tan solo el contorno o puede tener un borde con los colores de la fruta, dejando la parte central en blanco para poder anotar en ella.

Estas pizarras suelen tener un imán en la parte trasera que hace que sean perfectas para poner en la nevera e ir anotando ahí todo lo que haya que reponer en la próxima compra, sin olvidar las frutas a las que hace referencia.

Si quieres que el detalle de la pizarra sea perfecto en cualquier caso, no olvides incluir un soporte y un pequeño rotulador para que siempre se tenga a mano para anotar aquello que se necesita. Y es que todos sabemos que bolígrafos y similares parecen desaparecer como por arte de magia no solo de los despachos, sino de todos los lugares en los que, al menos supuestamente, debería de haber uno.

Si tu negocio tiene un aire muy vintage puedes optar por regalar una pizarra de tiza de las de toda la vida. Un obsequio que no solo los niños agradecerán, todos los amantes de lo vintage apreciarán una pequeña pizarrita con su correspondiente barrita de tiza para escribir sobre ella.

Booking.com