Una ventana con vistas

0
138

¿Te gustaría tener una habitación con vistas a la playa? ¿O eres de los que disfrutarías viendo cada día un hermoso paisaje típico de la montaña, como una cascada o unas flores s ilvestres? Si crees que tienes que conformarte con lo que ves desde tu ventana es porque no tienes demasiada imaginación, abre tu mente y descubre cómo conseguir que tu dormitorio tenga las más bellas vistas.

Lo primero que tienes que hacer es elegir dónde te gustaría tener esa ventana ¿Quizás en una pared lateral para que al despertar puedas mirar hacia un lado y ver la realidad y hacia otro y ver lo que realmente deseas? ¿Sobre la cama a modo de cabecero?

Una vez que hayas decidido la mejor situación para la ventana queda decidir el tamaño. Para los mejores sueños, lo mejor es que sea grande, aunque siempre puedes adaptarla al espacio del que dispongas y al tipo de ventana que quieras crear.

Puedes hacer una ventana muy simple, solo el marco, o una ventana mucho más decorativa y bonita, con las dos hojas, una a cada lado. La ventana en madera tela puede realizar cualquier carpintero por un precio muy económico o incluso puedes crearla tú mismo si eres un poco mañoso, ya que no es un trabajo demasiado complicado.

Otra opción es hacerla en pladur de modo que se convierta en una decoración permanente en tu habitación. Tanto el pladur como la madera pueden pintarse en el color que prefieras para que sea lo más decorativa posible.

Pero, ¿cómo una falsa ventana sobre la pared puede tener vistas? La respuesta es sencilla, gracias a un vinilo personalizado del tamaño del interior de la ventana. Si necesitas decorar una habitación con un vinilo en Evenak puedes comprar fotos de naturaleza bonitas y una vez que hayas elegido la que más te gusta y la hayas comprado, solo tendrás que encargar el vinilo personalizado a medida en una tienda online especializada.

Por muy poco dinero y en pocos días tendrás en tu casa el vinilo que has elegido y solo tendrás que pegarlo en su lugar para que quede perfecto. Pero lo mejor de este tipo de vinilos es que pueden despegarse sin problemas y sin dañar la pared, por lo que si las vistas acaban cansándote, puedes encargar otro vinilo para sustituirlo sin ningún tipo de problemas y pasar de la montaña a la playa…o viceversa.

Booking.com