Aceite de lavanda y aceite de ciprés

0
170

El aceite esencial de lavanda es uno de los más utilizados por sus propiedades relajantes, analgésicas y antisépticas. Se usa con mucha frecuencia, como un relajante muscular, aliviando dolores provocados por una tensión muscular o nerviosa (recomendado para todas aquellas personas que están expuestas a trabajos de carga o levantamiento de pesas).

aceite-lavanda

Por otro lado el aceite esencial de ciprés actúa como un buen tonificante venoso. Mejora notablemente el estado de las varices, con efecto antiinflamatorio.

Incorporando alguna de estas esencias al agua de la bañera (dos o tres gotas), puedes conseguir un baño muy relajante, ideal después de una dura jornada de trabajo. Es importante que el agua del baño no esté caliente (templadita), ya que el calor no favorece la circulación de la sangre. Se pueden mezclar las dos esencias.

También hay otras aceites con las mismas propiedades: aceite de ruscus, vid roja o naranjo amargo.

Booking.com