Comín pone en valor la colaboración institucional y con el tercer sector como motor de un nuevo centro integral de salud mental para sensellar de Barcelona

0
28

Coincidiendo con el Día Mundial de la Salud, que este año se ha dedicado a la depresión, el consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, y la teniente de Alcaldía de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Ortiz, han inaugurado en la ciudad el equipamiento integral de Cal Muns, un dispositivo que combina servicios de salud mental, sociales y residenciales para atender a personas socialmente vulnerables con una perspectiva de intervención comunitaria.   Hay Muns, ubicado en el distrito barcelonés de Sants-Montjuïc, ofrece atención y respuesta a las necesidades asistenciales en salud mental comunitaria, social y residencial de varios colectivos vulnerables, con énfasis en la infancia y la adolescencia en riesgo, jóvenes y adultos en situación de exclusión social y las personas sin hogar o que han vivido en la calle. Con un equipo formado por un centenar de profesionales multidisciplinares y gestionado por el Grupo San Pedro Claver, este dispositivo tiene como objetivo acompañar y apoyar a las personas en situación marginal con patologías mentales para fomentar su proceso de rehabilitación y recuperación hacia una mayor autonomía.   Durante la inauguración, el consejero Comín ha calificado este equipamiento sociosanitario como "la clave de la solución" para atender a las personas vulnerables con perspectiva social y de largo plazo, porque es fruto de la "colaboración institucional, pero también, y muy importante , con el tercer sector , que aporta el alma de los valores progresistas para el interés público ". Y ha puesto de manifiesto la actitud innovadora de este dispositivo, por "atreverse a pensar en nuevos modelos de atención comunitaria".   Modelo pionero de atención sociosanitaria para personas sin hogar El equipamiento es el resultado de una apuesta estratégica entre el Departamento de Salud y el Ayuntamiento de Barcelona para atender dos cuestiones urgentes: la salud mental y la atención a los sensellar. Se trata de un modelo de atención comunitaria pionero en Cataluña, y en todo el Estado, por su combinación de recurso residencial y de atención sanitaria para personas sin hogar con trastorno de salud mental. Integran el área residencial de Cal Muns las cuatro plantas superiores del edificio, con 45 plazas de acogida de inserción social, que comenzaron a recibir los primeros usuarios en el mes de marzo. Se trata de un recurso concertado por el Ayuntamiento con San Pedro Claver-Fundación Servicios Sociales, con un presupuesto que supone unos 70 euros por plaza y día.   Las personas con trastorno mental grave (TMG) son más vulnerables a perder la vivienda porque presentan más dificultades para establecer vínculos. Se calcula que hay unas 37.000 personas en Cataluña que tienen problemas de alojamiento, de las que más de 11.500 no tienen hogar y un 40% de estas tiene problemas de salud mental y / o adicciones.   Para dar respuesta a la necesidad urgente de atender a este colectivo, hace unos días que Salud anunció que doblará los recursos para la atención a las personas sin hogar con trastorno mental en Cataluña. Este incremento pasará de los 1.188.997,25 € de 2016 a los 2.096.623,25 € en 2017; es decir, se destinarán 907.626 € más.   Esta acción se inscribe en el marco del Plan Director de Salud Mental y Adicciones 2017-2020 del Departamento de Salud, que plantea la atención al sinhogarismo como una línea estratégica de actuación, mediante prácticas compartidas entre las diversas instituciones y actores implicados . Así como también en el Plan contra el Sinhogarismo y el Plan de Salud Mental del Ayuntamiento de Barcelona. Asimismo, el plan de Salud se enmarca en el acuerdo de Gobierno 161/2016, de 20 de diciembre, que aprobaba elaborar la Estrategia Integral para el Abordaje del Sinhogarismo en Cataluña, liderado por el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y familias del a Generalitat.   La infancia y la adolescencia en riesgo de exclusión Hay Muns es un edificio que, además del nuevo dispositivo residencial de acogida temporal, tiene tres plantas destinadas a la asistencia de salud mental del territorio (CSMA y CSMIJ) que gestiona el servicio Catalán de la Salud de la Generalidad de Cataluña. En el equipamiento actualmente se desarrollan diez programas de salud mental y servicios comunitarios que faciliten una intervención psicoterapéutica con el fin de prevenir el desarrollo de problemas de salud mental en la edad adulta.   La infancia y la adolescencia en riesgo son un colectivo muy presente en el barrio de La Marina del Prat Vermell, una población a la que da cobertura en salud mental Hay Muns desde 2015. Se trata de uno de los diez barrios con la renta familiar más baja en 2015, según datos del Ayuntamiento.   Esta realidad coincide con las conclusiones de estudios como el informe Desigualdades socioeconómicas en la salud y la utilización de servicios sanitarios públicos en la población de Cataluña presentado por el consejero Comín en marzo -, que relacionan la precariedad socioeconómica con mayores tasas de trastorno mental , muy especialmente en el colectivo infantojuvenil.   Precisamente, una de las prioridades del Departamento es la atención a la salud mental que contará el 2017 con una inyección económica adicional de 70 M € que se destinarán principalmente a desplegar el nuevo modelo comunitario.

Booking.com