Consejos para proteger y cuidar la salud de tus huesos

0
11

De todas las partes de nuestro cuerpo relacionadas con la salud que solemos cuidar en el día a día, el sistema óseo es uno de los grandes olvidados. Quizás sea porque es algo que no comienza a presentar síntomas de los daños y las molestias hasta llegar a una edad avanzada o porque simplemente no nos hemos informado lo suficiente. No obstante, lo cierto es que antes de cumplir los 30 años de edad, debemos fortalecer el sistema óseo para tener las suficientes reservas de tejido en el cuerpo y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

El colágeno es el gran aliado de los huesos

El colágeno es una de las proteínas más abundantes que tenemos en el cuerpo, pero conforme crecemos y pasamos a la vida adulta, el mismo se va desgastando poco a poco. Aunque es cierto que el consumo de ciertos alimentos ricos en vitamina C, como pueden ser la naranja y el kiwi, puede ayudar a la producción natural de esta proteína en nuestro cuerpo, la realidad es que hay cuerpos que no lo generan de la misma forma y otros que no pueden incluirlo en su dieta. Sea cual sea nuestra problemática, lo cierto es que los suplementos naturales de colágeno en Farmacia Soler son la opción más cómoda, fácil y sana de asegurar en nuestro sistema la producción de esta proteína tan valiosa.  El colágeno es el gran aliado de nuestros huesos, ya que forma una parte esencial del tejido conectivo que empieza en la piel, y transcurre por ligamentos y huesos, hasta llegar a las propias articulaciones.

No obstante, normalmente, estos suplementos naturales de colágeno vienen acompañados con diferentes minerales y vitaminas que enriquecen la fórmula del compuesto. Una combinación ideal para combatir el dolor de huesos y el cansancio, es adquirir colágeno con magnesio, ya que el mismo ayuda en la absorción del calcio y ayuda al bienestar de la salud cardiovascular. También podemos encontrarlo con ácido hialurónico, silicio o cúrcuma.

¿Por qué es tan relevante comenzar a cuidar nuestros huesos a una edad temprana?

Aunque los huesos cambian continuamente a lo largo de nuestra vida, con el cuerpo generando tejido óseo para suplir el que se desgasta, la velocidad de recuperación va menguando con el paso del tiempo hasta que se termina gastando a un ritmo más alto del que se recupera. La densidad ósea máxima se alcanza a una edad en torno a los 30 años, y a partir de ese pico, es cuando la recuperación comienza a bajar. Es por eso que es tan importante cuidar de nuestros huesos desde una edad temprana, ya que se crean las reservas necesarias para prevenir enfermedades como la osteoporosis, una dolencia que debilita nuestros huesos y hace que terminen volviéndose frágiles.

¿Qué aspectos influyen en nuestra salud ósea?

Aparte del colágeno y las vitaminas, existen otros factores que influyen en gran medida en la salud de nuestros huesos:

  • La actividad física: existen diversos estudios que demuestran, que las personas activas tienen menos problemas musculares, mientras que las sedentarias aumentan en gran medida la posibilidad de padecer osteoporosis
  • Los trastornos alimenticios: las afecciones y problemas que padecen las personas celíacas, con la enfermedad de Crohn o Cushing, pueden suponer un gran problema en la capacidad de sus cuerpos para absorber calcio.
  • El sexo: las mujeres tienen más dolencias relacionadas con la salud ósea debido a que tienen en su cuerpo menos tejido óseo.
  • Proporción de cuerpo: si el índice de masa corporal está por debajo de 19, siendo así una persona muy delgada, se tiene menos masa ósea para almacenar en las reservas, y por tanto, no se pueden alcanzar unos niveles altos del máximo de densidad ósea.
  • Los niveles hormonales: los niveles altos de la hormona tiroidea pueden causar dolencias y una futura osteoporosis. Tanto los niveles bajos de testosterona como la menopausia en las mujeres, contribuyen a que se pierda esa capacidad de regeneración del tejido óseo.
Booking.com