¿Cómo elegir puerta acorazada para tu hogar?

0
33

Uno de los factores en los que debemos parar a la hora de llegar a una nueva casa es en la calidad de la puerta.

Cuando buscamos una nueva casa para mudarnos solemos fijarnos en sus vistas, en su amplitud, en el número de habitaciones, o donde está situada. Y es cierto que estos son los factores que más van a influir en lo bien que nos encontremos en nuestro nuevo hogar.

No obstante, existe un factor determinante que solemos olvidar. Nos referimos a la seguridad que nos ofrece esa nueva vivienda.

Y en gran medida, que nos sintamos seguros en nuestra casa va a depender de la puerta que elijamos.

Esto es así porque que la mayoría de asaltos y allanamientos que se producen en las viviendas hoy en día, se hacen entrando por la puerta. Y lo que es peor, estos allanamiento suelen pasar desapercibidos hasta días después al producirse con técnicas no destructivas como el “bumping”.

Por todo esto es recomendable elegir bien la puerta destinada a impedir el paso a los amigos de lo ajeno. A este respecto, las que mayores garantías ofrecen son las puertas acorazadas.

Pero antes de seguir hay que tener una cosa clara: no todas las puertas acorazadas son iguales. Generalmente según sus características suele estar clasificadas en niveles de seguridad certificados por AENOR según la norma UNE-EN 1627: 2011.

A continuación veremos algunas recomendaciones que podemos seguir para elegir la puerta de seguridad más adecuada según nuestras necesidades.

Asegurate de que la cerradura es de calidad

Para que una cerradura sea de calidad debe disponer de llaves patentadas.

¿Y qué significa esto? Pues que dispone en su interior de un elemento que hace que la copia resulte imposible. Y al tener una patente debe existir un certificado que lo acredite.

Otro factor importante es evitar las llaves de gorjas ya que se ha demostrado que son menos seguras. Si nuestra puerta ya dispone de este tipo de llaves debemos sustituir el cilindro por uno de seguridad.

El acero debe estar muy presente

Las puertas acorazadas deben ser de acero en la mayoría de sus elementos: blindaje, el marco, los nervios y refuerzos, etc. Cuanto mayor sea la calidad de la puerta mayores protecciones de acero llevará incluida.

Una de las diferencias entre una puerta acorazada y una puerta simplemente blindad suele ser que el marco de la blindad no es de acero y que su blindaje es menor.

Algunos de los elementos de una puerta acorazada son de aleaciones especiales que ofrecen una elevada resistencia a la abrasión y evitan que sea taladrada.

Fijate en lo que pesa la puerta

A igual nivel de resistencia frente al ataque debemos elegir siempre la puerta más ligera.

Las construcciones actuales son cada vez más endebles, por eso es necesario asegurarse que las paredes que han de soportar el peso de una puerta acorazada son suficientemente resistentes.

Muchos fabricantes basan su marketing en el peso de las puertas que ofrecen. Esto puede ser indicativo de una mayor cantidad de acero, pero las puertas más modernas están estudiadas para conseguir el mismo nivel de protección con un menor peso.

No ahorres en la instalación.

Para acabar una reflexión.

No tiene sentido hacer un desembolso importante para instalar una puerta de calidad y querer ahorrarse unos pocos euros contratando instaladores no preparados para instalar una puerta acorazada. Una instalación mal hecha puede hacer que una puerta deje de ser garante de seguridad.

5 / 5 stars     
Booking.com