El gran auge de las cervezas artesanas

0
170

Las cervezas artesanas se encuentran en pleno auge y es que no se trata de cualquier cerveza que conseguimos en el mercado, por el contrario, se trata de bebidas elaboradas con la mejor materia prima y en lotes pequeños para obtener como resultado una cerveza de calidad inigualable.

Cada cerveza artesana es única, todas tienen su propio sabor y aroma, por lo que cada una en particular se convierte en el acompañante ideal de platos gourmet y en protagonistas estelares de eventos exclusivos.

¿En competencia con el resto de las cervezas?

El hecho de que las cervezas artesanas se encuentren teniendo un gran auge, no se debe a que estén haciendo competencia con la cerveza tradicional y común, que se puede encontrar en cualquier sitio que venda cervezas, sino por el contrario, cada cerveza artesana es única y por tanto no tiene ninguna intención de competir con ninguna otra.

Las cervezas artesanas son un tipo de cerveza muy distinto al tipo de cerveza industrial, es una cerveza enfocada en enriquecer los paladares.

Diferencias respecto a la cerveza industrial

En función de los ingredientes, las cervezas artesanas terminan siendo iguales a las cervezas industriales, pues se usa por igual agua, cebada, levadura y lúpulo, pero se toman diferentes fórmulas y técnicas para su elaboración, obteniendo como resultados bebidas complejas y variadas.

Adicionalmente, de acuerdo a distribuidores y productores, la cerveza industrial es elaborada para ofrecer a los clientes cantidad en vez de calidad. Mientras que las cervezas artesanas son todo lo contrario, ofrecen gran calidad en poca cantidad.

El proceso de fabricación en general es distinto para ambos tipos de cerveza, en el caso de la cerveza industrial se usan conservantes naturales y la mayoría de los procesos relacionados son automatizados; por el contrario, en el caso de la cerveza artesana, no se utilizan aditivos artificiales y toda la elaboración es manual, desde la mezcla hasta el embotellamiento.

Por último, las cervezas industriales se clasifican por su color, en oscuras y claras, mientras que las cervezas artesanas se clasifican de acuerdo a su fermentación, en baja fermentación (Lager) y alta fermentación (Ale).

Importante destacar que las clasificaciones de la cerveza artesana dependen del momento en el que la levadura es fermentada, su temperatura, almacenaje, grado de alcohol y porcentaje de gas.

Las cervezas artesanas se han convertido en una tendencia a escala mundial, excelentes para acompañar platos, mucho más económicas que una botella de vino y mucho más saludables debido a su bajo contenido de calorías. De manera que no nos queda más que aprovechar este gran auge y empezar ya mismo a degustar todas las cervezas artesanas ofrecidas.

Booking.com