¿Cómo se crea un videojuego?

0
12

Millones de personas en todo el mundo pasan parte de su tiempo libre disfrutando de los videojuegos en ordenadores, consolas y dispositivos móviles. En las últimas décadas, el crecimiento del sector de los videojuegos ha sido espectacular y la industria del ocio digital es, en la actualidad, una de las de mayor peso a nivel mundial.

Los hay de todas las temáticas y para todo tipo público: Deportes, acción y aventura, personajes infantiles, hazañas bélicas, misterio… ante el auge de los videojuegos podría parecer que lograr transformar una idea inicial en un videojuego es algo sencillo, pero nada más lejos de la realidad.

Son muchas las horas de trabajo y muchos los profesionales que intervienen en la creación de un videojuego. Lograr conceptualizarlo, diseñarlo y programarlo para que cobre vida, no es una tarea sencilla y las personas que han hecho de su pasión por los videojuegos una carrera profesional han tenido que trabajar duro para conseguirlo. Tal es el auge y el futro de esta industria que ya existe el Grado Oficial en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, una formación universitaria cada vez más necesaria para encontrar un hueco como profesional del sector.

¿Quién está detrás de un videojuego?

Los actuales Grados en Videojuegos están pensados para formar profesionales con un doble perfil: diseñador y programador. Estas dos facetas: el diseño y la programación, perfectamente ensambladas, forman el pilar sobre el que se asienta cualquier videojuego que quiera optar a un mercado altamente competitivo y a unos consumidores cada día más exigentes.

Basta fijarse en la multitud de aspectos como: imagen, sonido, narración, interacción… que intervienen en un juego digital para darnos cuenta de la formación multidisciplinar que requiere un profesional del sector: Diseño, Animación 2D y 3D, Arte digital, Programación, Sistemas operativos, Modelado 3D, Escenarios, Gamificación… son solo algunas de las materias que incluyen los Grados en Videojuegos.

La creatividad por sí sola no es suficiente para hacer realidad un videojuego. En su desarrollo hay distintas fases que hay que superar de manera progresiva para alcanzar el objetivo. Entre estas fases destacan:

  1. Creación de la historia. Todo videojuego arranca de una historia. En él se cuenta y desarrolla un argumento y siempre va dirigido a un determinado público: infantil, juvenil…
  2. Diseño de escenarios y personajes. Esa historia se desarrolla en un entorno virtual, con personajes que interactúan con el jugador.
  3. Mecánica del juego. Se trata de establecer el objetivo del juego y cuáles son las reglas para llevarlo a cabo. Hay que determinar y crear las herramientas de las que dispondrá el jugador para superar los distintos retos. Interfaz y niveles de dificultad son elementos fundamentales.
  4. Detalles: diálogos, efectos de imagen y audio, recompensas, efectos inesperados…

Estas son solo algunas de las fases en el desarrollo de un videojuego y por supuesto cada una de ellas requiere profesionales cualificados para que, finalmente, la historia creada se convierta en una realidad que divierta y entretenga.

5 / 5 stars     
Booking.com