Vender una empresa con deudas

0
8

Si la marcha de tu empresa está encontrando demasiados obstáculos y la falta de liquidez imposibilita el abono de las deudas a terceros, quizás sea el momento de pensar cuál sería la solución. Entre ellas, encontramos la disolución de la empresa o la entrada en concurso de acreedores. No obstante, quizás no sepas que es posible vender una empresa con deudas.

Muchas personas ni llegan a replantearse esta vía por simplemente desconocer su existencia. Sí, es España es posible vender una empresa con deudas, ya que existen otras empresas que hacen negocio de ello. Por tanto, si estás replanteándote la mejor opción para tu negocio, esta quizás sea la búsqueda de inversores dispuestos a comprar sociedades con deudas.

Derivación de responsabilidad al administrador por deudas de una empresa

El problema más destacado cuando queremos extinguir un negocio que presenta impagos en la necesidad de presentar en el Registro Mercantil las cuentas a 0.

Asimismo, se deberá atender a las deudas de la sociedad y al período de tiempo en el que prescriben. Puede que existan deudas con terceros o con la Administración. En el primer caso, debes saber que los acreedores podrán ir contra los bienes y derechos del titular del negocio. Además, en el caso de las deudas con la Administración, por ejemplo con Hacienda o la Seguridad Social, podría darse la derivación de responsabilidad al administrador.

Vender una sociedad con deudas, una posible solución

Lo más conveniente sería pagar a los acreedores buscando todas las fuentes de ingresos posibles, ya sean de la propia actividad de la empresa o acudiendo a familiares o amigos. Posteriormente sería posible liquidar la sociedad una vez resultas todas las obligaciones de pago. Este sería el mejor escenario de todos.

Sin embargo, muchas veces son demasiadas las deudas, o quizás no es posible buscar liquidez para afrontarlas, y debemos buscar otras opciones.

Una de ellas podría ser la entrada en concurso de acreedores. El problema de la solicitud del proceso concursal es que deberán abonarse otra serie de gastos derivados del proceso, como los gastos judiciales y de abogado y procurador. Como es lógico, si ya tenemos bastantes deudas no querremos comprometernos con otros pagos.

Es aquí cuando realmente pueda resultar más interesante la venta de la empresa. Como ya hemos dicho, podemos vender una empresa con deudas, asique el siguiente paso sería buscar a alguien interesado en su compra.

¿Cómo vender una empresa con deudas?

Si estás pensando en vender tu empresa con deudas es importante que previamente te informes sobre las condiciones y los requisitos. Así, evitarás cualquier tipo de contratiempo legal más adelante.

El primer paso será valorar tu negocio. Aunque puedas pensar que una empresa con deudas no tiene ningún tipo de valor, no es cierto. Su valor en el mercado dependerá de una serie de factores, como los años de antigüedad, su cartera de clientes, su posición e imagen corporativa…

Sin embargo, no debes olvidar que estás tratando de vender una sociedad endeudada, por tanto, lo más frecuente es que la persona o entidad que te la vaya a comprar no ofrezca un precio por ella. Lo interesante en la compraventa de empresas con deudas es que el titular va a dejar de tener que asumirlas. De lo contrario, la otra parte no encontraría rentabilidad.

 

Booking.com